Peter Facinelli, en B.O.G. Hotel

El actor estadounidense que se hizo famoso por su papel de Carlisle en 'Crepúsculo' estuvo promocionando su nueva película 'Encerrada', en la terraza de B.O.G. Hotel.


La figura paterna de los vampiros de Crepúsculo estuvo en Colombia para el lanzamiento de Encerrada, una película de terror filmada en la sabana, en la que hace el papel de un hombre perseguido por fuerzas oscuras. El actor habló con Jet-set de su trabajo en el que comparte créditos con actores colombianos y de la saga que lo hizo famoso. Peter Facinelli cuenta que estando en el hotel en Bogotá, oía gritos afuera de su habitación que coreaban su nombre. “¡Peter, Peter!”. Nunca pensó que fueran para él. “¿Qué está pasando? ¡Yo soy un actor, no una estrella de rock!”. Todavía no se acostumbra al estatus que le dio haber s ido Carlisle, el responsable de los vampiros de la saga de Crepúsculo, que lo encumbró a la calidad de héroe para toda una generación que adoró la historia de amor de Bella y Edward.

Facinelli estuvo en el país para el estreno de Encerrada, película que se filmó en Cundinamarca en 2012, bajo las órdenes del director español Víctor García. La cinta cuenta la historia de un estadounidense que se va a casar por segunda vez y decide venir a Colombia a recoger a su hija del primer matrimonio, para que lo acompañe en su día de fiesta. La mala suerte empieza cuando la pareja sufre un accidente de carro y en medio de un torrencial aguacero decide buscar refugio en un viejo hotel, sombrío y lóbrego, que además de polvo y oscuridad, alberga un secreto espantoso en el sótano. Esta es una particular coproducción. Aunque fue rodada en inglés, y sus dos protagonistas son anglosajones, el resto del reparto es en su mayoría talento colombiano. Al lado de Facinelli hay caras conocidas como Carolina Guerra, Sebastián Martínez, Juan Pablo Gamboa y Gustavo Angarita, como los otros inquilinos y dueños del hotel donde transcurre la historia.

Peter Facinelli recuerda que durante la filmación hacía frío y llovía mucho, lo cual funcionaba muy bien para la ambientación de la cinta. Estudió español en el colegio, y dice, riéndose, que lo único que se le quedó fue “¡Listos y acción!”. Solo tiene palabras de admiración para el equipo de producción: “A pesar de ser una cinta comercial de terror, trabajaban con una delicadeza y una dedicación de artistas, cada escena era tratada como una obra de arte. Eso me gustó”.Él mismo se sorprendió cuando aceptó hacer ese papel: “Soy muy gallina para las películas de terror, esto es un reto personal”, confiesa entre risas.

Este año ya está copado de trabajo. En verano se dedicará a una película que escribió y que coproducirá. En el otoño encarnará nuevamente al Dr. Cooper en Nurse Jackie, el papel por el que lo reconocen los adultos. Es el imbécil más adorable de las series de televisión, como se define él mismo. Además en octubre estrena Oddisey, una serie de NBC, y escribe un nuevo proyecto.

Facinelli sabe que la mitad de su carrera se la debe a Crepúsculo. “Fue un fenómeno, no sé si es algo que vaya a vivir otra vez. Por lo pronto, sé que adonde vaya, no importa en qué continente esté, alguien siempre me reconocerá en la calle y me dirá: ‘Tú eres el papá de los vampiros’. Y todo eso se lo debo a la saga. Un día estaba en California, en un pueblito, y puse en Twitter que tenía hambre y que daría lo que fuera por una pizza. Una hora después, un par de fans llegaron con una pizza de regalo. Sé que todo eso viene de la película”.

¿Todavía habla con los actores de Crepúsculo? “Cada uno está metido en lo suyo, y es difícil que coincidamos pero lo intentamos. Hace poco me vi con Kellan Lutz y dos semanas atrás estuve en el estreno de la cinta The Rover, que protagoniza Rob Pattinson, quien me pidió que le enseñara a manejar moto. Tuve que decirle que sí, para no quedarle mal, pero la verdad, me da miedo que se haga daño, no sé qué voy a hacer cuando nos veamos la próxima vez”, dice con voz de papá responsable.

Fuente: JetSet